viernes, 11 de mayo de 2018

¿Cuándo contratar un seguro de vida?


Aunque a día de hoy no tengamos la necesidad, seguramente en algún momento sintamos que es necesario contratar una póliza de esta naturaleza. No es extraño preguntarse cuándo contratar un seguro de vida, en qué momento es necesario tener cubierta esta necesidad para nuestra tranquilidad y la de nuestra familia.

En un anterior artículo en este mismo blog, ya os comentamos algunos consejos para elegir el seguro de vida. Es por ello que ahora nos gustaría aprovechar estas siguientes líneas para profundizar un poco más en ese tema y hablar detenidamente sobre cuándo es necesario llevar a cabo la contratación de esta póliza. ¿Estás preparado? ¡Comenzamos!

Cuándo contratar un seguro de vida

Lo primero que tienes que saber es que la contratación del seguro siempre dependerá de las circunstancias que rodeen tu vida o el riesgo que queramos cubrir. Dependiendo de estos puntos, tendremos que apostar por una modalidad u otra.

Como ya sabrás por anteriores entradas de nuestro blog, el seguro de vida es una operación por la que una compañía se compromete a abonar una prestación económica a un beneficiario en caso de que tenga lugar un riesgo que se haya pactado previamente en el contrato.

Una de las características más importantes de una póliza de vida es que es imposible llevar a cabo el principio de indemnización. ¿Por qué? Principalmente porque es inviable cuantificar la vida de una persona, al contrario de cuando lo hacemos con un automóvil, un negocio o un hogar. Los seguros de vida son, por lo tanto, valores garantizados, ya que representan un derecho de cobro.

¿Realmente necesito contratar un seguro de vida?

Para saber cuándo contratar un seguro de vida, una persona tiene que reflexionar seriamente sobre si de verdad lo necesita. Si no se está seguro, lo más conveniente siempre será ponerse en manos de profesionales que puedan asesorarnos o guiarnos.

Es necesario un seguro de vida

También es posible que nosotros, por nuestra propia cuenta, reflexionemos sobre los distintos aspectos que rodean a una póliza de estas características. Principalmente nos estamos refiriendo a los ingresos que se reciben o los posibles gastos en caso de padecer una desgracia (muerte o invalidez).

Así, antes de contratar un seguro de vida, habrá que ser conscientes de nuestro patrimonio (efectivo y en activos financieros), nuestros ingresos, los gastos inmediatos y los gastos periódicos.

Estas cuatro partidas nos darán una visión global sobre la necesidad o no de llevar a cabo la firma de una póliza de vida. Tras realizar las sumas necesarias, podremos comparar de una manera objetiva si los ingresos son superiores a los gastos o viceversa.

De esta manera, si los ingresos fueran superiores a los gastos, no será necesario adquirir un seguro de vida. En caso contrario, lo mejor sí que será ponerse en manos de un profesional para prevenir una situación futura nada recomendable.

miércoles, 21 de marzo de 2018

Consejos para elegir el seguro de vida

Consejos para elegir el seguro de vida

Se trata de una de las pólizas más importantes que podemos contratar. Es por ello que también ha de ser una de las más pensadas y meditadas. Estas decisiones no se han de tomar a la ligera. Es por ello que nos gustaría aprovechar el siguiente post para darte unos consejos para elegir el seguro de vida que más te convenga.

Desde Préstamos Particulares, ya os comentamos en anteriores artículos de nuestro blog algunos “Errores al contratar el seguro del coche” o “Consejos para la contratación de un seguro de hogar”, pero ahora nos gustaría centrarnos en los seguros de vida.

Existen numerosas razones que nos pueden llevar a su contratación, como por ejemplo proteger a la familia en caso de fallecimiento, garantizar los estudios de nuestros hijos, blindar un préstamo o también, por qué no, sacar rentabilidad a los ahorros.



Lo primero que tenemos que tener siempre presente es que no debemos contratar la primera oferta que nos encontremos. Es preciso analizar nuestras necesidades para así poder diseñar una póliza a nuestra medida, evitando cualquier problema en el futuro. Si necesitas ayuda u orientación, sigue estos consejos para elegir el seguro de vida:

-       Lo primero de todo: Busca un seguro que te permita elegir las coberturas que más te interesen. Es fundamental que nuestra póliza nos haga sentir contentos y nos proporcione seguridad, tanto a nuestra familia como a nosotros mismos. Se trata de “combatir” cualquier hipotética situación donde se pierda o se reduzca la capacidad de generar ingresos.

-       Infórmate sobre las distintas modalidades de seguros. No es lo mismo una póliza de Vida Ahorro que uno de Vida Riesgo. Si no sabes las diferencias entre ambas modalidades, lo mejor será dedicar una buena cantidad de tiempo a entenderlas y valorarlas.

-       Lo fundamental, proteger a tu familia frente a imprevistos. Uno de los mejores consejos para elegir el seguro de vida es que la suma asegurada sea igual o superior a los gastos básicos de tu familia durante los siguientes tres y cinco años.  Se trata de tiempo suficiente para conseguir un equilibrio financiero.

-       En último lugar, escoge los beneficiarios. Has de saber que se puede elegir a uno o más, debiendo decidir cómo se repartirá el dinero en este caso.



jueves, 28 de diciembre de 2017

Errores al contratar el seguro del coche



Es obligatorio y todos los vehículos deben disponer del suyo, pero no siempre es sencilla su contratación. Es por ello que nos gustaría aprovechar las siguientes líneas para contaros algunos de los principales errores al contratar el seguro del coche. Seguro que al final del post te sonarán alguno de ellos. 



Lo primero que hay que saber es que firmar una póliza de este tipo no siempre es sencillo, ya que existen multitud de cláusulas que hay que conocer y valorar. El primer error de todos será el de basar nuestra decisión únicamente en el precio

Otro fallo que se puede cometer es el contrario: contratar un exceso de coberturas en tu seguro del automóvil. De esta forma, también se encarecerá el producto final y no tiene por qué implicar estar mejor asegura. 

¿Entonces? ¿Cómo podemos proceder? Lo primero de todo será analizar las opciones que te ofrece el mercado, ya sea en la contratación o renovación de tu póliza. Un pequeño estudio puede suponer la diferencia entre acertar o contratar un seguro que no nos ofrezca las necesidades del cliente. 

Si no dispones de demasiado tiempo o no conoces todas las compañías que operan en el mercado, es conveniente usar un comparador de seguros, una herramienta eficaz y gratuita que te ofrecerá una visión global entre más de 25 compañías. 


Las modalidades de seguro
Otro de los errores al contratar el seguro del coche que no podemos cometer: Es fundamental conocer las distintas modalidades que existen. Tienes que tener muy presente que el llamado “seguro a todo riesgo” no siempre será el más conveniente. Dependerá de muchos factores, como el tiempo del coche, las franquicias o el número de conductores. 

Un fallo bastante habitual: no incluir en la póliza la protección de los accesorios, como por ejemplo el techo solar, las llantas, el GPS o el equipo de música. 


Además, no hay que olvidarse de incluir en el seguro a todos los conductores que llevarán ese coche. Si lo obviamos y se tiene un percance, la compañía podría negarse a pagar la indemnización correspondiente. 

Como verás, existe algunos puntos importantes que hay que conocer para evitar contratar una póliza que al final no nos dé todas las coberturas necesarias.

jueves, 5 de octubre de 2017

Consejos para la contratación de un seguro de hogar

Se trata de una de las pólizas más importantes que se pueden contratar. Es por ello que nunca está de más contar con una información objetiva y eficaz que nos permita firmar el contrato más beneficioso según el caso y evitar cualquier problema o inconveniente futuro. Es por ello que nos gustaría ofrecerte unos interesantes consejos para la contratación de un seguro del hogar.

No hay que obviar ni pasar por alto que, según las estadísticas, el 15% de los hogares españoles sufre algún problema doméstico, situándose la media de indemnización en 384 euros.

Consejos para el seguro del hogar

Así, el 32,9% de los inconvenientes en las casas tienen que ver con daños de agua, seguidos por la rotura de cristales (19,3%), servicios de asistencia (10,8%), fenómenos atmosféricos (6,9%) y robos (6,7%).

Para evitar estos problemas, nada mejor que una póliza para el hogar que nos permita disfrutar de una merecida tranquilidad en casa. Toma nota de las siguientes recomendaciones:

1- Haz un inventario previo
Apunta todo lo que tienes el hogar, todo aquello que te gustaría que estuviese asegurado, como por ejemplo joyas, electrodomésticos, etcétera. De esta manera, podrás tener un valor mucho más ajustado a la realidad.

2- Fíjate en las cláusulas de las pólizas
Es importantísimo. Cada compañía cuenta con las suyas propias en los contratos estándar, por lo que no siempre tendremos cubiertas las mismas necesidades. Es preciso fijarse en las diferencias, como por ejemplo la garantía de atraco fuera del hogar, los daños estéticos, los daños eléctricos u otros servicios o garantías complementarias, principalmente el bricolaje o la asistencia informática.

Recomendaciones para el seguro del hogar

3- La responsabilidad civil en el seguro de hogar
Se trata de una de las coberturas básicas y una de las más importantes, ya que se encarga de cubrir los daños que nosotros o nuestra casa pudieran ocasionar de forma accidental a terceros. Algunas de las situaciones más habituales pueden ser daños por agua, objetos que se precipitan desde la fachada o la ventana… Resultará básico conocer el límite de esta cobertura.

4- Asegúrate de conocer los riesgos excluidos
Las aseguradoras habitualmente pueden obligarte a aceptar una serie de riesgos excluidos. ¿En qué consiste? Principalmente en varios puntos en los que se negarán a asegurar el riesgo, como por ejemplo viviendas vacías la mayor parte del año, pisos en construcción, con aluminosis u otros defectos graves, viviendas prefabricadas o caravanas.

martes, 13 de junio de 2017

Los actores principales en un seguro

Los seguros son contratos muy habituales en nuestro día a día. ¿Quién no tiene uno para su hogar, su coche o simplemente para salvaguardar su salud y/o atención médica? Todos tenemos bastante claro para qué sirven. Sin embargo, no siempre somos capaces de diferenciar cuáles son las partes o los actores más importantes que participan en las pólizas.

Lo primero de todo, un seguro es una póliza mediante la cual una persona abona una cantidad o prima a una compañía de seguros a cambio de recibir una indemnización en cosa de que ocurra cualquier riesgo concertado.

Ahora bien, ¿qué es un tomador? ¿Y un mediador? ¿A qué se refiere el término capital final? No te preocupes porque en este post vamos a definir claramente los principales actores de un seguro. Presta atención porque resulta muy conveniente estar familiarizado con ellos antes de firmar ninguna póliza: 

  • Tomador: Se tratará de la persona que suscribe el seguro y paga las primas. No es obligatorio que sea el propio beneficiario del seguro

  • Asegurado: Es el objeto del contrato, ya sea una propia persona como puede ser el caso de los seguros de vida o bienes materiales, como las pólizas del hogar


  • Asegurador: Es la parte que asume el riesgo y que indemniza en caso de que se produzca el riesgo asegurado

  • Beneficiario: Se tratará de la persona receptora de las indemnizaciones y que deberá estar designada en la póliza

  • Capital final: Montante de dinero que recibe el asegurado a la finalización del contrato

  • Mediador: Habitualmente se trata de un profesional que ayuda o asesora al tomador sobre las distintas opciones que tiene o la más conveniente en cada caso. Puede ser un agente (vinculado a una compañía) o un corredor (sin vinculación con ninguna en particular)

  • Prima: Se trata básicamente del precio del seguro

  • Póliza: El documento que suscriben tanto el asegurador como el tomador del seguro y en el que se recogerán las condiciones del mismo

  • Recibo: Es el documento acreditativo del pago de la prima

  • Franquicia: Se trata de una cantidad pactada en la póliza y que se deduce de la indemnización que debe pagar el asegurador en caso de siniestro. Es un modo en el que el asegurado también asume parte del coste del siniestro y, a la vez, obtiene una reducción en la prima

  • Siniestro: Se puede definir como el suceso previsto en la póliza y que provoca la indemnización

martes, 16 de mayo de 2017

Aceptación herencia a beneficio de inventario

La aceptación de herencia a beneficio de inventario se aconseja cuando no se conoce la solvencia de la persona fallecida, porque el heredero solo está obligado a responder a las deudas del causante hasta el límite del importe de los bienes que le son adjudicados por herencia.

La aceptación de herencia en este caso puede hacerse ante el notario o por escrito ante el juez competente. Debe adjuntarse siempre un inventario exacto de todos los bienes que deje la persona fallecida. Si se renuncia a la herencia, el heredero pierde toda posibilidad de adquirir bienes, derechos y obligaciones de ésta.

En el caso de una herencia sin testamento en Cataluña, la tramitación de la herencia se hace más cara y complicada. El juez debe determinar quién es el heredero mediante la “declaración de herederos intestados”. Este acto se realiza ante notario o juez. Se debe aportar el certificado de defunción, las últimas voluntades para confirmar que no hay testamento, el libro de familia para identificar a los familiares y la partida de matrimonio y nacimiento en caso de que los herederos sean cónyuge e hijos. Hay que esperar 20 días hábiles para gestionar la aceptación de herencia.

Aceptación herencia a beneficio de inventario


En nuestra empresa nos encargamos de recopilar toda la documentación necesaria y de realizar todas las gestiones para la tramitación de la herencia, sin que suponga ningún problema para usted. Contamos con un gran equipo de profesionales con gran experiencia.

Ofrecemos los siguientes servicios: planificación fiscal de la sucesión del patrimonio familiar o empresarial ínter vivos y mortis causa; estudio y planificación de la estructura de la sucesión del patrimonio a favor de las distintas generaciones (abuelos, padres, nietos) para lograr menor coste fiscal en los impuestos de sucesiones, sobre la Renta y sobre el Patrimonio; asesoramiento en Derecho de sucesiones; acta de notoriedad de declaración de herederos; testamentos e impuestos de sucesiones.

Le ayudaremos en su aceptación de herencia a beneficio de inventario


Somos especialistas en aceptación de herencia a beneficio de inventario o cualquier otro trámite relacionado con las sucesiones.


jueves, 13 de abril de 2017

Tramitación de una herencia

Para realizar una tramitación de herencia sin problemas ni complicaciones, normalmente se hace necesario contratar a un profesional. Éste puede aclararnos las dudas y nos resolverá la gestión de la herencia de forma rápida y sencilla.

A veces surgen complicaciones y no se trata simplemente de realizar un acto de renuncia o aceptación de herencia, sino que por ejemplo, puede tener que lidiar con una herencia sin testamento. Estas situaciones son algo más problemáticas, pero nuestros profesionales lo resolverán sin ningún tipo de dificultad y siempre adaptándose a su situación personal y también económica de forma personalizada.

En el caso de una herencia sin testamento se generan muchos más gastos que en una simple aceptación de herencia en la que los herederos están previamente designados. Los pasos a seguir también son un poco diferentes.

Cuando la persona fallece, se debe solicitar en el Registro Civil de su municipio el certificado de defunción y posteriormente el de últimas voluntades (con el que sabremos si ha dejado testamento o no) y el de seguros de cobertura por fallecimiento. Ambos se expiden en el Registro General de Actos de Última Voluntad. 

Tramitación de una herencia


En caso de que haya testamento, hay que personarse ante el notario que lo firme y solicitar la copia auténtica. Después han de realizarse los trámites de inventario de los bienes que deja el causante y que se repartirán según se haya dejado escrito en el testamento. Con todo esto, hay que ir a un notario para poder aceptar la herencia, o renunciar a ella. Sin testamento, es la ley la que debe nombrar a los herederos.

Deje en nuestras manos su tramitación de herencia



Cuando realizamos una gestión de aceptación de herencia, el precio procuramos ajustarlo siempre en beneficio de nuestros clientes y con todas las facilidades. Puede confiar en nosotros.