miércoles, 21 de marzo de 2018

Consejos para elegir el seguro de vida

Consejos para elegir el seguro de vida

Se trata de una de las pólizas más importantes que podemos contratar. Es por ello que también ha de ser una de las más pensadas y meditadas. Estas decisiones no se han de tomar a la ligera. Es por ello que nos gustaría aprovechar el siguiente post para darte unos consejos para elegir el seguro de vida que más te convenga.

Desde Préstamos Particulares, ya os comentamos en anteriores artículos de nuestro blog algunos “Errores al contratar el seguro del coche” o “Consejos para la contratación de un seguro de hogar”, pero ahora nos gustaría centrarnos en los seguros de vida.

Existen numerosas razones que nos pueden llevar a su contratación, como por ejemplo proteger a la familia en caso de fallecimiento, garantizar los estudios de nuestros hijos, blindar un préstamo o también, por qué no, sacar rentabilidad a los ahorros.



Lo primero que tenemos que tener siempre presente es que no debemos contratar la primera oferta que nos encontremos. Es preciso analizar nuestras necesidades para así poder diseñar una póliza a nuestra medida, evitando cualquier problema en el futuro. Si necesitas ayuda u orientación, sigue estos consejos para elegir el seguro de vida:

-       Lo primero de todo: Busca un seguro que te permita elegir las coberturas que más te interesen. Es fundamental que nuestra póliza nos haga sentir contentos y nos proporcione seguridad, tanto a nuestra familia como a nosotros mismos. Se trata de “combatir” cualquier hipotética situación donde se pierda o se reduzca la capacidad de generar ingresos.

-       Infórmate sobre las distintas modalidades de seguros. No es lo mismo una póliza de Vida Ahorro que uno de Vida Riesgo. Si no sabes las diferencias entre ambas modalidades, lo mejor será dedicar una buena cantidad de tiempo a entenderlas y valorarlas.

-       Lo fundamental, proteger a tu familia frente a imprevistos. Uno de los mejores consejos para elegir el seguro de vida es que la suma asegurada sea igual o superior a los gastos básicos de tu familia durante los siguientes tres y cinco años.  Se trata de tiempo suficiente para conseguir un equilibrio financiero.

-       En último lugar, escoge los beneficiarios. Has de saber que se puede elegir a uno o más, debiendo decidir cómo se repartirá el dinero en este caso.